El suelo se hundió

El suelo se hundió bajo sus pies. De la abertura surgieron las manos de un zombi, que la arrastraron hacia abajo. Él vivía en las galerías de una mina abandonada y quería que reinaran juntos en aquel solitario palacio subterráneo. Suena terrorífico, pero al parecer fueron felices.